El comunismo libertario

Folleto
1,00 €
Cantidad

Descripción

Doctor Isaac Puente.
Apunte biográfico de Juan Ferrer.

El compañero Isaac Puente nació en un lugar de Álava y murió en Vitoria en agosto de 1936 cruelmente inmolado por las hordas carlistas. Se lo llevaron de Maeztu, lo encerraron en la capital alavesa, y antes de ser baleado es fama que los dijo a sus verdugos: «Matadme, si vuestra razón es la pistola. Pero vais a saber cómo muere un anarquista». Efectivamente, sucumbió con una increíble presencia de ánimo. Nacido en hogar sin privaciones, Isaac pudo optar por la carrera de médico, la cual ejerció devotamente, tanto, que reparó los desniveles sociales representados por sus enfermos. Llevado de su bondadosa comprensión, quiso paliar la miseria de unos — provocada en 1923 la dictadura del general Primo de Rivera, el doctor Puente cada por otros — con curas y medicinas gratuitas. Al establecerse que insistentemente rogado para ocupar la plaza de diputado de Beneficencia en la Diputación Provincial de Álava, oferta que al fin aceptó, y que abandonó tres meses después por haberse percatado de que la caridad oficial es una ficción humanista que retumba en la eternización de la miseria, precisamente. A partir de esa amarga experiencia, el doctor Puente se adentra en el estudio de la solución social propuesta por los anarquistas.

Sin dejar de ejercer en Maeztu, Puente militó activamente en la Organización confedera! y en la específicamente libertaria, al extremo de haber formado parte del comité revolucionario nacional que produjo el intento fracasado del año 1935, siendo, por dicho motivo, encarcelado y procesado en Zaragoza. Como hombre de estudio demostró su capacidad médica y de especulación social en la revista «Generación Consciente» (luego «Estudios») de Valencia, donde se dio a conocer con su firma auténtica y con el seudónimo de «Un Médico Rural». La bondad de Puente era tan auténtica, que no tenía enemigos ni en ¡a tierra reaccionaria donde moraba. Precisó una «requisa» forastera para que «el bueno de Isaac Puente» pudiera ser conducido al calvario ante el estupor de los maeztucinos.

Una prueba de la inquietud realizadora que alentó en nuestro querido Puente, el lector nuevo en las lides libertarias la encontrará en la lectura de este folleto.

Juan Ferrer

Le Combat Sindicaliste, 1969 (Facsímil)
32 págs. Rústica 21x15 cm

Detalles
Descontrol
Folleto
16 otros productos en la misma categoría: