legend

Elogio del conflicto

Libro
26,00 €
Cantidad

Descripción
Miguel Benasayag y Angélique del Rey

En las sociedades occidentales hiperformateadas, la idea misma del conflicto ya no tiene lugar. Las concepciones de la vida común tienden a la intolerancia hacia toda oposición. Lo minoritario debe someterse a la mayoría, y cada vez más, los contestatarios y disidentes parecen estar abocados a lo “anormal”. En este ensayo iconoclasta y oportuno, Miguel Benasayag y Angélique del Rey exploran las raíces y los efectos nocivos de esta ideología.

Al reprimir los conflictos, nuestros contemporáneos se dejan invadir por el ideal de la transparencia: toda opacidad en sus relaciones tendría que ser erradicada, puesto que implicaría la alteridad y por tanto el enemigo potencial. Una ilusión peligrosa ante la cual pueden también sucumbir ciertos contestatarios que critican el sistema con las mismas categorías de éste: en lugar de afirmarse como “otros”, sujetos de una multiplicidad subversiva, tienden por el contrario a reivindicar derechos, confirmando la idea de que los “valores” de la ideología dominante son necesariamente deseables por todos.

Analizando las diferentes dimensiones del conflicto –entre naciones, en la sociedad o en el seno mismo del individuo-, los autores actualizan los profundos resortes de la deriva conservadora de las sociedades posmodernas. Demuestran también tanto las ilusiones de la “tolerancia cero” como las de la “paz universal”: negar los conflictos nacidos de la multiplicidad, aquellos cuyo reconocimiento crea sociedad, es poner en peligro la vida. La represión del conflicto no puede conducir más que a la violencia generalizada, y la apuesta a la que todos nos vemos confrontados es la de la asunción del conflicto, “padre de todas las cosas” según Heráclito.

Miguel Benasayag, escritor, filósofo y psicoanalista francoargentino, se sumó con apenas 17 años al Ejército Revolucionario Popular para luchar contra la dictadura argentina. En 1975 fue capturado y sufrió tres años de prisión y torturas, aunque gracias a la doble nacionalidad y a una maniobra diplomática, fue liberado en 1978 y expulsado a Francia. En la actualidad participa en diversos movimientos asociativos como “NoVox”, “Laboratoires Sociaux” ou “Act Up” y coordina el colectivo “Malgré tout” (A pesar de todo). Es autor de una extensa bibliografía en la que defiende la acción concreta y cotidiana como medio de resistencia y creación política, entre la que destacan “Esta dulce certidumbre de lo peor” (con Édith Charlton, 1993, original de 1991); “Le Mythe de l’individu” (1998, 2004), “La fabricación de la información. Los periodistas y la ideología de la comunicación” (con Florence Aubenas, 2005, original de 1999); “Las pasiones tristes. Sufrimiento psíquico y crisis social” (con Gérard Schmit, 2010, original de 2003); “Résister, c’est creér” (con Florence Aubenas, 2002), “La Fragilité” (2004, 2007); “La santé à tout prix” (2008) y “Organismes et artefacts” (2010).

Angélique del Rey, trabaja como profesora en un centro de acogida de jóvenes con dificultades donde emplea la enseñanza de la filosofía como medio de ayuda y reflexión. Es autora entre otras obras de “Connaître est agir: Paysages et situations” (2006); “Nunca más solo – El fenómeno del móvil” (2008, original de 2006), “De l’engagement dans une époque obscure” (2011), todas ellas en colaboración con Miguel Benasayag.

Tierra de nadie, Madrid 2012
280 págs. Rústica 21x14 cm
ISBN 9788493898205

Detalles
Tierra de nadie
Libro
16 otros productos en la misma categoría: